Cómo sobresalen las empresas hispanas contratando empleados de calidad

Cómo sobresalen las empresas hispanas contratando empleados de calidad

by Patricia Guadalupe, August 2019

To read this article in English, click here.

El país está disfrutando de uno de los periodos más estables de prosperidad económica en años, con una tasa de desempleo menor al cuatro por ciento, lo cual representa uno de los índices más bajos en casi 50 años. Esto presenta un dilema para los empleadores: hoy en día hay más vacantes que solicitantes de empleo, ciertamente una bendición para los trabajadores, pero hace que quienes buscan contratar exploren nuevas formas de conseguir y retener a los mejores trabajadores. Esto es especialmente cierto para las empresas hispanas, uno de los sectores de más rápido crecimiento en la economía de Estados Unidos, contribuyendo más de $700 millones de dólares anualmente.

Cómo sobresalen las empresas hispanas contratando empleados de calidad

El 25 por ciento de las nuevas empresas en todo el país son propiedad de latinos y, al buscar trabajadores, estas enfrentan varios obstáculos más que sus contrapartes no hispanas. Un reporte de investigación anual realizado por la Facultad de Estudios de Posgrado de la Universidad de Stanford revela que, en comparación con los negocios de anglosajones, asiáticos y afroamericanos, los negocios de hispanos asumen más riesgos financieros personales. También revela que las empresas hispanas obtienen un porcentaje menor de préstamos bancarios de fuentes tradicionales en comparación con otros grupos.

Casi la mitad de las empresas hispanas fueron fundadas durante los últimos seis años y muchas han dependido de tarjetas de crédito, ahorros personales o préstamos de amistades y familiares para abrir sus puertas. También suelen tener menos empleados que sus contrapartes no hispanos. Estos hechos convierten la tarea de conseguir empleados de calidad en una batalla cuesta arriba, aunque no imposible.

Enfrentando a la competencia

"Nuestro mayor desafío es competir contra otras empresas en el área. Tenemos que seguir siendo competitivos ante las empresas de la zona y algunos empleados se van a trabajar a lugares donde les dan más horas y ganan más dinero", dice Raúl Rodríguez. Él es gerente de una de siete panaderías y cafeterías que ofrecen comida y postres mexicanos tradicionales, propiedad de su familia desde hace 37 años, que se encuentran en varias comunidades del centro de California.

La Plaza, su panadería, tiene unos 140 empleados y Rodríguez dice que una estrategia clave para contratar y retener empleados de calidad en un mercado altamente competitivo es centrarse en lo local, lo cual no le cuesta ni un centavo a su negocio. "El costo de vida es cada día más alto por esta zona y los empleados buscan reducir los costos lo más posible. Puede que ganen más dinero en otros lugares, pero si viven cerca y vienen a trabajar para nosotros, se equilibra porque el trayecto al trabajo es corto o nulo, por lo que no hay desgaste del automóvil y gastan poco o nada de gasolina". Rodríguez agrega que una de las mejores ventajas que su empresa ofrece a sus empleados es la comida. "Ellos comen gratis aquí".

Ir más allá de lo normal en cuanto a beneficios laborales

Los beneficios se están volviendo esenciales en este apretado mercado laboral y esto es algo que las empresas latinas pueden aprovechar sin que necesariamente les cueste un ojo de la cara, dice Melisa Díaz, consultora y dueña de su propio negocio en Washington, DC y con amplia experiencia laboral. "Claro, el salario es importante, pero estamos viendo un mayor número de empleados potenciales que exigen y obtienen beneficios más allá de seguro médico y vacaciones". Estos pueden ser:

  1. Un horario flexible que deja a un lado el habitual de 9 a.m. a 5 p.m.
  2. Una semana de trabajo comprimida, por ejemplo, trabajar más horas un par de días para obtener un lunes o viernes libre.
  3. Trabajar desde casa, lo cual permite a los empleados evitar los costos de transportarse al trabajo.
  4. Subsidio de transporte, como tarjeta de gasolina o estipendio de transporte público. En algunos casos, el gobierno de la ciudad contribuye para ayudar a pagar esto.

"Todas ellas son buenas medidas que las empresas pueden adoptar para mejorar la calidad de vida de sus empleados. Un horario flexible es muy popular entre los latinos. Muchos latinos también son los cuidadores principales de sus familias y tener la flexibilidad para ocuparse de diligencias durante el horario laboral 'normal' es importante para ellos. Lo que uno menos necesita es pelearse con el jefe por esto".

Ser amable cuenta

Para Lea Márquez Peterson, propietaria de una empresa de relaciones públicas en Tucson, Arizona, y ex presidenta de la Cámara de Comercio Hispana de esa ciudad, también es importante proporcionar un ambiente de trabajo positivo al ser un buen jefe. "Las empresas latinas tienden a ser más pequeñas y pueden no tener los salarios y beneficios más altos, pero hay datos que indican que las personas dejan un trabajo porque no les gusta el jefe," agrega. "Si usted es un empleador que ofrece un gran ambiente y una gran cultura laboral, es más probable que retenga a sus empleados. Si el jefe no es amable, flexible y no trabaja con uno, el empleado se va".