ENTREVISTA: La congresista Nydia Velázquez sobre su papel como defensora de las empresas de hispanos en Estados Unidos

ENTREVISTA: La congresista Nydia Velázquez sobre su papel como defensora de las empresas de hispanos en Estados Unidos

by Patricia Guadalupe, September 2019

To read this article in English, click here.

Desde que llegó a Washington en 1993, Nydia Velázquez, congresista demócrata por el estado de Nueva York, ha estado al pendiente de las pequeñas empresas. Ascendió rápidamente de rango, y ahora preside el House Small Business Committee [Comité de Pequeñas Empresas de la Cámara de Representantes] por segunda vez.

Congresswoman Velazquez

Su misión es asegurar que el segmento de más rápido crecimiento de la economía de la pequeña empresa en los Estados Unidos –las empresas de propiedad hispana– tenga el acceso necesario a los programas y servicios que necesitan para tener éxito.

En entrevista con LegalZoom desde sus oficinas en Capitol Hill, en Washington D.C., la Representante Velázquez habla sobre su tarea de supervisión y apoyo.

[ADVERTENCIA: esta entrevista ha sido editada para efectos de claridad y brevedad.]

¿Cuáles son sus prioridades en este segundo periodo como Presidenta del Comité de Pequeñas Empresas de la Cámara de Representantes con respecto a las pequeñas empresas latinas?

NV: Mi responsabilidad como Presidenta del Comité es asegurarme de que la Small Business Administration [SBA] apoye a las empresas nuevas, a las empresas hispanas, además de proporcionarles herramientas que les permitan acceder a préstamos asequibles. Cada vez que me reúno con empresas hispanas y vemos cifras, constatamos que los hispanos se enfrentan a muchos desafíos cuando se trata de acceder a capital asequible.

Por lo tanto, voy a renovar el 7(a) program [uno de los programas de préstamos más populares de la SBA para empresas pequeñas]. También voy a codificar como ley el Community Advantage Program [de concesión de micropréstamos para empresas pequeñas] para subirlo de $50,000 a $250,000, garantizados por la SBA. Este programa de préstamos está diseñado para ayudar a las empresas en desventaja que se encuentran en comunidades de bajos ingresos.

Otra área importante es la contratación pública federal: el mercado federal. El gobierno federal es el mayor comprador de bienes y servicios del mundo. Gastamos cerca de 500,000 millones de dólares. ¿Cómo podemos asegurarnos de que haya igualdad de condiciones para que los empresarios hispanos puedan competir por contratos federales? Quiero asegurarme de que los hispanos tengan todas las oportunidades para competir por esos contratos federales.

¿Cómo va a renovar esos programas?

NV: Emitimos reportes para medir si las agencias federales están cumpliendo, o no, con las metas de contratación. Por primera vez, desde la administración de Obama, estamos viendo que se están cumpliendo estas metas de contratación: cada vez hay más negocios hispanos que acceden al mercado federal y más mujeres [propietarias de negocios, también].

Hace 20 años promulgué una ley que creó el Women's Procurement Program, que permite a las empresarias competir por contratos a nivel de todo el gobierno. El 5% de los contratos del gobierno deben ser para empresas propiedad de mujeres. Ha habido una desaceleración, pero continuaremos presionando a la administración para que cumpla con las metas estatutarias establecidas por el Congreso.

¿Cómo lo conseguimos? Hacemos que los organismos rindan cuentas, celebramos audiencias de supervisión. “Renovar" significa diseñar legislación que le dé más flexibilidad al programa, más flexibilidad para aprobar préstamos a pequeñas empresas.

El acceso al capital es un gran problema para las empresas de hispanos. Cuando habla de mayor flexibilidad, ¿se refiere también a este problema?

NV: Gracias a mi supervisión, la SBA rinde cuentas, y utilizo su influencia para conseguir que los bancos otorguen más préstamos a mujeres y minorías. Cuando analizamos las cifras, vemos que los bancos se concentran en préstamos grandes, en préstamos de 2 millones de dólares. Pero los negocios hispanos no van por los préstamos de 2 millones de dólares, sino por préstamos entre $50,000 y $250,000. Hay una gran brecha cuando se revisa el número de préstamos que se otorgan.

[La SBA] debe usar su influencia sobre las instituciones financieras para lograr estos préstamos. El problema es que no son rentables para los bancos. Pero no estamos en el negocio de garantizar préstamos de 2 millones de dólares. Porque si usted pudiera dar un préstamo de $2 millones, no necesita la SBA, no necesita que el gobierno federal le garantice el préstamo: usted podría ir a cualquier institución financiera tradicional sin la garantía del gobierno federal.

¿Cree usted que las empresas de latinos no conocen los programas que tiene el gobierno federal? ¿Ha proporcionado suficiente ayuda el gobierno?

NV: El gobierno federal necesita hacer un mejor trabajo para usar su influencia y decir a los bancos: "Si quieren asociarse con nosotros, deben prestar atención a los préstamos más pequeños que están solicitando las mujeres y las minorías". Tenemos que cambiar esa cultura. Cuando un encargado de préstamos procesa solicitudes para préstamos grandes y pequeños, ¿dónde va a invertir su esfuerzo? En el préstamo más rentable, y no en el que exige llenar un montón [de documentos] y cumplir con muchos requisitos. El punto es que hay un incentivo para que los bancos favorezcan los préstamos grandes.

¿Qué tan difícil resulta conseguir más fondos para los programas de ayuda a las pequeñas empresas?

NV: Las pequeñas empresas no son una prioridad [para la administración actual]. Lo vimos con el recorte de impuestos. La mayor parte del dinero se fue a la América corporativa, no se destinó a las pequeñas empresas. Lo que sea que se incluyó en el proyecto de ley fiscal [en favor de la pequeña empresa], se canceló, caducó, mientras que los beneficios relacionados con las grandes empresas se hicieron permanentes. La administración [Trump] es pro-negocio, pero pro-negocio grande: no está en favor de la pequeña empresa, y espero que las pequeñas empresas lo entiendan.

¿Qué consejo puede dar a las empresas de propiedad latina o a los hispanos que quieren empezar su propio negocio?

NV: Hay muchos programas, especialmente dentro del gobierno federal y a nivel estatal. Hay que invertir tiempo en investigar. Yo los puedo orientar sobre lo que hay disponible. Si necesitan acceder a capital, existen muchas redes de centros de desarrollo de pequeñas empresas. Si quieren competir por contratos federales, vayan a esos centros de desarrollo porque proveen información constantemente y ofrecen talleres todo el tiempo. Inviertan tiempo en descubrir lo que hay disponible y lo que puede ayudarles.